Católicos y musulmanes alistan todo para la llegada del papa Francisco a Irak

Católicos y musulmanes alistan todo para la llegada del papa Francisco a Irak

“Acabo de regresar de la catedral donde, he ido para ver los preparativos. Había una mujer, frente a la gruta de la Virgen. Una mujer musulmana que había venido a rezar a la Virgen María. Ella me ha dicho: gracias a Dios, viene el papa. Esta visita es como la última esperanza para los iraquíes”.
En vísperas de la visita del papa Francisco a Irak, el cardenal Luis Raphael Sako, patriarca de Babilonia de los caldeos, cuenta las esperanzas de una comunidad y de un pueblo que espera la llegada del obispo de Roma como una oportunidad para redescubrir sus tesoros y mirar con esperanza hacia el propio futuro.
“Hay un entusiasmo extraordinario, que involucra a todos. A veces -comenta el Cardenal-, casi parece que los musulmanes son más felices que los cristianos… Hemos decorado nuestras iglesias, pero todos los iraquíes han decorado todas sus ciudades…. Hay banderas del Vaticano y carteles de bienvenida por todas partes, incluso en Najaf, o en Nassiriya … Y en Mosul, la ciudad que todavía se presenta con todas sus heridas. Los musulmanes han compuesto canciones para dar la bienvenida al Papa … Hay que decirlo en voz alta, el Papa viene y no hay miedo, ni por él ni por los iraquíes. Esta visita es como un sueño hecho realidad. Y somos como niños preparándose para una fiesta. Desde los más grandes hasta los más pequeños de entre nosotros”.
El Patriarca además ha repetido la frase del Ayatolá Ali al Sistani escrita en los carteles en los que se encuentra la foto de la máxima autoridad chiíta del país junto a la del papa Francisco: “Al Sistani ha dicho: Ustedes son parte de nosotros, y nosotros somos parte de ustedes. Es una forma sugestiva de afirmar que somos hermanos”.
“El papa -aclara el cardenal iraquí- no viene a defender y proteger a los cristianos. Él no es el jefe de un ejército. Por supuesto, el papa Francisco animará a los cristianos, les dará consuelo y esperanza para ayudarles a perseverar, a tener esperanza y también a colaborar con otros ciudadanos. Viene para todos los iraquíes, no solo por los cristianos. Sabe que todos han sufrido, y como pastor, animará a los cristianos a quedarse, a tener esperanza, a reconstruir la confianza con los demás”.

Crédito: Agencia Fides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.