Última actualización: Hoy a las 08:00 am   Visitanos también en las redes sociales
 

Publicada: 06-09-2019

 

El Papa visita casa hogar en Mozambique

El sacerdote Pedro Antonio López Ruiz es misionero en la Casa Mateo 25, el hogar que el jueves 5 de septiembre visitó el papa Francisco en privado al final de su jornada. Se trata de una iniciativa alentada por la nunciatura apostólica en Mozambique, ubicada en la capital Maputo y en la que están comprometidas más de 20 congregaciones religiosas diferentes. «En principio era una visita privada, pero se ha visto desbordada por la afluencia de personas alrededor del Papa», explica el misionero y detalla cómo se desarrolló la visita: «El papa Francisco llegó con el papamóvil, saludó a grupos de niños que estaban cantado, bailando y le ofrecieron unas flores, después saludó a los organizadores y a los fieles, mientras en la capilla hizo una breve oración». También estaban presentes un grupo de niños con discapacidad y en cuanto el Papa los vio, se acercó y les dio ánimo. El ambiente que se vivió en Casa Mateo 25 fue festivo, le esperaba una gran multitud con cantos religiosos y tradicionales; «cantos que de alguna manera expresan la esperanza de la gente y esta bienvenida que le dan al papa Francisco, porque es valorado y querido», detalló el misionero. La Casa Mateo 25 está pensada para niños, niñas, jóvenes y adolescentes de la calle. «Desgraciadamente la situación que se vive en cualquier cuidad de Mozambique no sólo aquí en Maputo es de un gran abandono, a veces debido a las situaciones de pobreza, otras a conflictos internos que surgen dentro de las familias y otras derivadas de la pobreza absoluta», aseguró Pedro López. A esto se le suma la falta de formación, una problemática que afecta a un alto porcentaje de la población y que provoca que los jóvenes «crezcan con una formación muy escasa, muy pobre y que por consiguiente no tengan acceso a hacer algunos estudios técnicos que les pueda facilitar algún empleo». Otro problema en este país africano, reconoce el misionero, es que «tiene un porcentaje de juventud y de natalidad muy elevado, pero las escuelas no siempre llegan todos». Y a esto se le unen los problemas que pueden surgir como en cualquier otra sociedad derivados del consumo de drogas, alcohol... «lo cual hace que la situación de la infancia y juventud abandonada se vea más perjudicada». Por último, explica que ante estas necesidades «Mateo 25 intenta dar una respuesta, en la medida de lo posible, por hacer algo por los demás».

Vatican News

 

Vatican News


 

 

 

 
Archivo de noticias