Slide Click Aquí Esquila Misional Diciembre

Misioneros Combonianos

Los Misioneros Combonianos somos un instituto misionero internacional integrado por sacerdotes y hermanos, fundado por san Daniel Comboni, primer obispo de África Central. Nuestro carisma específico nos lleva a anunciar a Jesucristo a los pueblos que aún no lo conocen, a colaborar con las Iglesias más necesitadas y a ser testigos e instrumentos del Reino de la Vida.


 

Mensaje final de la Asamblea Eclesial del América Latina y el Caribe

Nosotros, miembros de la Asamblea Eclesial, reunidos de modo virtual y presencial, en la sede de la Conferencia Episcopal Mexicana, del 21 al 28 de noviembre de 2021, bajo la mirada amorosa de Santa María de Guadalupe, saludamos al Pueblo de Dios en camino, a los hombres y mujeres de nuestra querida América Latina y el Caribe.

Nos ha unido el deseo de reavivar el espíritu de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y Caribeño, realizada en Aparecida en 2007, en sintonía con las anteriores Conferencias Generales y teniendo en el horizonte el Jubileo Guadalupano en 2031 y el Jubileo de la Redención en el 2033.

Confesamos que es Jesucristo Resucitado quien nos ha convocado una vez más y, como en Aparecida, nos ha hecho reconocernos discípulos misioneros de su Reino, enviados a comunicar por desborde de alegría el gozo del encuentro con Él, para que todos tengamos en Él vida plena (cf DAp 14). Desde entonces, Jesús nos acompaña en la tarea emprendida de repensar y relanzar la misión evangelizadora en las nuevas circunstancias latinoamericanas y caribeñas. Tarea que nos ha comprometido en un camino de conversión decididamente misionera, para someterlo todo al servicio de la instauración del Reino de la vida (cf DAp 366). Propósito en el que avanzamos y que requiere de mayor responsabilidad pastoral. Sueño profético al que el Señor hoy nos confirma y anima a vivir caminando juntos, guiados por su Espíritu.

Con gran alegría hemos vivido esta Asamblea como una verdadera experiencia de sinodalidad, en la escucha mutua y en el discernimiento comunitario de lo que el Espíritu quiere decir a su Iglesia. Hemos caminado juntos reconociendo nuestra poliédrica diversidad, pero sobre todo aquello que nos une, y en el diálogo nuestro corazón de discípulos se ha vuelto hacia las realidades que vive el continente, en sus dolores y esperanzas.

Constatamos y denunciamos el dolor de los más pobres y vulnerables que sufren el flagelo de la miseria y las injusticias. Nos duele el grito de la destrucción de la casa común y la «cultura del descarte» que afecta sobre todo a las mujeres, los migrantes y refugiados, los ancianos, los pueblos originarios y afrodescendientes. Nos duele el impacto y las consecuencias de la pandemia que incrementa más las desigualdades sociales, comprometiendo incluso la seguridad alimentaria de gran parte de nuestra población. Duele el clamor de los que sufren a causa del clericalismo y el autoritarismo en las relaciones, que lleva a la exclusión de los laicos, de manera especial a las mujeres en las instancias de discernimiento y toma de decisiones sobre la misión de la Iglesia, constituyendo un gran obstáculo para la sinodalidad. Nos preocupa también la falta de profetismo y la solidaridad efectiva con los más pobres y vulnerables.

Por otro lado, nos llena de esperanza la presencia de los signos del Reino de Dios, que llevan por caminos nuevos a la escucha y al discernimiento. El camino sinodal es un significativo espacio de encuentro y apertura para la transformación de estructuras eclesiales y sociales que permitan renovar el impulso misionero y la cercanía con los más pobres y excluidos. Vemos con esperanza la Vida Religiosa; mujeres y hombres que viviendo contracorriente dan testimonio de la Buena Nueva del Evangelio, así como la vivencia de la piedad popular en nuestros pueblos.

Esta Asamblea es un kairós, un tiempo propicio para la escucha y el discernimiento que nos conecta de forma renovada con las orientaciones pastorales de Aparecida y el magisterio del papa Francisco, y nos impulsa a abrir nuevos caminos misioneros hacia las periferias geográficas y existenciales y lugares propios de una Iglesia en salida.

¿Cuáles son entonces esos desafíos y orientaciones pastorales que Dios nos llama a asumir con mayor urgencia? La voz del Espíritu ha resonado en medio del diálogo y el discernimiento señalándonos varios horizontes que inspiran nuestra esperanza eclesial: la necesidad de trabajar por un renovado encuentro de todos con Jesucristo encarnado en la realidad del continente; de acompañar y promover el protagonismo de los jóvenes; una adecuada atención a las víctimas de los abusos ocurridos en contextos eclesiales y comprometernos a la prevención; la promoción de la participación activa de las mujeres en los ministerios y en los espacios de discernimiento y decisión eclesial. La promoción de la vida humana desde su concepción hasta la muerte natural; la formación en la sinodalidad para erradicar el clericalismo; la promoción de la participación de los laicos en espacios de transformación cultural, política, social y eclesial; la escucha y el acompañamiento del clamor de los pobres, excluidos y descartados. La renovación de los programas de formación en los seminarios para que asuman la ecología integral, el valor de los pueblos originarios, la inculturación e interculturalidad, y el pensamiento social de la Iglesia como temas necesarios, y todo aquello que contribuya a la adecuada formación en la sinodalidad.

Renovar a la luz de la Palabra de Dios y el Vaticano II nuestro concepto y experiencia de Pueblo de Dios; reafirmar y dar prioridad a la vivencia de los sueños de Querida Amazonia; y acompañar a los pueblos originarios y afrodescendientes en la defensa de la vida, tierra y sus culturas.

Con gran gratitud y alegría reafirmamos en esta Asamblea Eclesial que el camino para vivir la conversión pastoral discernida en Aparecida, es el de la sinodalidad. La Iglesia es sinodal en sí misma, la sinodalidad pertenece a su esencia; por tanto, no es una moda pasajera o un lema vacío. Con la sinodalidad estamos aprendiendo a caminar juntos como Iglesia Pueblo de Dios involucrando a todos sin exclusión, en la tarea de comunicar a todos la alegría del Evangelio, como discípulos misioneros en salida.

El desborde de la fuerza creativa del Espíritu nos invita a seguir discerniendo e impulsando los frutos de este acontecimiento eclesial inédito para nuestras Iglesias y comunidades locales que peregrinan en América Latina y el Caribe. Nos comprometemos a seguir por el camino que nos señala el Señor, aprendiendo y creando las mediaciones adecuadas para generar las transformaciones necesarias en las mentalidades, en las relaciones, en las prácticas y en las estructuras eclesiales (cf DSD 30).

El itinerario pastoral que tenemos frente a nosotros nos guiará en el proceso de conversión misionera y sinodal.

Damos gracias al Señor de la Vida y a todas las personas han hecho posible la realización de esta Asamblea y los ponemos bajo la protección de la Virgen de Guadalupe que acompaña con su ternura de madre el caminar de la Iglesia en este continente.

Le encomendamos los frutos de este acontecimiento eclesial, y pedimos su intercesión para que con valentía y creatividad lleguemos a ser una Iglesia en salida, sinodal y misionera que el Señor espera de nosotros, porque todos somos discípulos misioneros en salida.

Dado en la Ciudad de México, 27 de noviembre del 2021

 


La misión ad gentes en las Asambleas Generales del Episcopado Latinoamericano y del Caribe

Una mirada retrospectiva: Para cuantos hemos podido participar en algún COMLA-CAM, no nos resulta nueva esta afirmación: «los misioneros que llegaron de Europa nos enseñaron a ser cristianos, pero no nos enseñaron a ser misioneros».

Leer más

La misión que nos toca vivir en tiempos del Covid-19

El Covid-19 se ha convertido en una experiencia que nos acompañará, día a día, a quienes nos toca transitar por este mundo a lo largo del siglo XXI. Será una experiencia que marcará, si no las ha condicionado ya, nuestras vidas y que las cambiará hayamos sido o no afectados por el virus.

Leer más

Noticias Actuales

Suscripciones

¡SUSCRÍBASE A SU REVISTA ESQUILA MISIONAL!

Apoye la proclamación de la Buena Nueva suscribiéndose a Esquila Misional.

Ejemplar: $20.00

Suscripción anual: $200.00

Esquila y Aguiluchos: $400.00

Extranjero: $70 dólares

Puede hacer su depósito en el banco más cercano. No olvide pedir más información al teléfono: 55 55 92 38 33, 

al correo electrónico: combomis@prodigy.net.mx. o al WhatsApp: 55 62 15 79 14.

Contáctenos

buscando adios en todas partes

Buscando a Dios en todas partes

P. Enrique Sánchez González

A través de anécdotas que parecen cuentos, o cuentos que parecen anécdotas, nos invita a reflexionar sobre la presencia de Dios en nuestras vidas y nuestro entorno. Es una exhortación a descubrir el significado de la existencia de ese Dios que nos cambia, nos inspira, motiva, alienta, fortalece, tranquiliza y nos da paz.

Captura de pantalla 2021-04-01 a las 7.27.37 a.m.

Caminar sin fronteras

P. Terencio Serra

En estas páginas queremos hacerte una propuesta: se trata de seguir a Jesús a través de la vocación misionera. Las reflexiones que te ofrecemos nacen de la experiencia del acompañamiento vocacional de muchas generaciones de misioneros.

elrosariomisionero

El Rosario Misionero

P. Jorge García Castillo

El culto mariano tiene como objetivo reconocer el papel que María ha jugado en la economía de la salvación; porque ella, libre y totalmente, ha aceptado ser la madre del Salvador. El Rosario medita la activa participación de María en los misterios de la encarnación, ministerio, muerte y resurrección de Jesucristo.

parasufrirmenos

Para sufrir menos, para sufrir mejor

Mons. Novelo Pederzini

La edición salió hace ya varias décadas y ha tenido gran éxito. Pero desde que el escrito vio la luz por primera vez hasta nuestros días muchas cosas han cambiado… entre ellas, la percepción del dolor y del sufrimiento y la manera de encararlos.

Contacto

Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús, A.R. www.esquilamisional.org

Dirección

Ponciano Arriaga No. 10, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, C.P. 06030 Ciudad de México

Horario

Lunes-Viernes

9:00-18:00

Teléfono

Tel. 55 55 92 38 33

Email

esquilam@prodigy.net.mx

 

Facebook Posts

7 hours ago

Esquila Misional
El 8 de #Diciembre, solemnidad de la #InmaculadaConcepción, las #MisionerasCombonianas renuevan su consagración total a la Misión 🙏El Instituto de las Misioneras Combonianas fue fundado por san #DanielComboni el 1 de enero de 1872 a Verona (Italia). Fue el primer instituto misionero femenino italiano y enseguida comenzó a dar frutos. En vida de Comboni, 15 misioneras combonianas y una novicia sudanesa trabajaron codo con codo con él en la misión de Sudán.Por intercesión de san Daniel Comboni, oramos por las Misioneras Combonianas, para que fieles a su consagración religiosa y misionera sigan produciendo abundantes frutos apostólicos en los cuatro continentes en los que están presentes.¡Bendiciones a todas las #combonianas!Fuente: Hozana ... Ver másVer menos
View on Facebook

1 day ago

Esquila Misional
7 de #DiciembreII Semana del tiempo de #Adviento#Evangelio del día según San Mateo 18, 12-14 ✝ En aquel tiempo, dijo #Jesús a sus discípulos:«¿Qué os parece? Suponed que un hombre tiene cien ovejas: si una se le pierde, ¿no deja las noventa y nueve en el monte y va en busca de la perdida? Y si la encuentra, en verdad os digo que se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se habían extraviado.Igualmente, no es voluntad de vuestro Padre que está en el cielo que se pierda ni uno de estos pequeños».Palabra del Señor 🙏 Vía Juventud Comboniana www.esquilamisional.org#EsquilaMisional#MisionerosCombonianos#Combonianos #DanielComboni #BendecidoMartes ... Ver másVer menos
View on Facebook