Fue fundada por san Daniel Comboni, y ha sido aprobada por todos los Sumos Pontífices como instrumento de ayuda para que los Misioneros Combonianos puedan llevar a cabo sus actividades de formación y obra evangelizadora, además de compensar espiritualmente con la celebración eucarística a los donantes por su colaboración.

Se pueden inscribir a personas vivas o difuntas, para que participen de los frutos de una Santa Misa diaria, celebrada por un misionero comboniano, según las intenciones de los inscritos.

Los donativos para la inscripción son simbólicos porque lo que verdaderamente cuenta a los ojos de Dios es el sacrificio realizado por los donantes a favor de las misiones.

 “Doy gracias a todos aquellos que colaboran con la Obra Misionera; su participación y su apoyo son indispensables para construir la Iglesia y testimoniar la caridad” (San Juan Pablo II).

No olvide pedir más información al teléfono: 55 55 92 38 33, al correo electrónico: combomis@prodigy.net.mx. o al WhatsApp: 55 62 15 79 14.