Ordenación episcopal del obispo electo de la diócesis de Rumbek en Sudán del Sur es pospuesta hasta 2022

Ordenación episcopal del obispo electo de la diócesis de Rumbek en Sudán del Sur es pospuesta hasta 2022

«Es mi deber informarle, en nombre de la Santa Sede, que la consagración episcopal del obispo electo de Rumbek, reverendo Christian Carlassare, se ha pospuesto para 2022, en una fecha aún por determinar», anunció el Apostólico Nuncio en Kenia y Sudán del Sur, el arzobispo Bert van Megen en un comunicado.

En la carta dirigida a los Ordinarios Locales y Administradores Apostólicos en Sudán y Sudán del Sur, el representante del Santo Padre elogia «al Obispo electo y a la Diócesis de Rumbek a sus fervientes oraciones».

Mons. Carlassare recibió un disparo durante la madrugada del 26 de abril cuando dos hombres armados dispararon múltiples balas contra su puerta, logrando acceder a su habitación en un bloque que alberga sacerdotes que sirven en la Catedral de la Sagrada Familia de Rumbek. Recibió tratamiento inicial en el centro de salud bajo los auspicios de Médicos con África CUAMM en Rumbek y luego fue trasladado en avión a la capital de Kenia, Nairobi, donde fue admitido en el Hospital de Nairobi.

En una grabación desde su cama de hospital el 27 de abril, el obispo electo describió el tiroteo como una amenaza para la vida, pero pidió reconciliación y justicia con el mismo corazón de Dios entre la gente de Rumbek. «Tomará algún tiempo para que mis piernas puedan caminar de nuevo, pero les aseguro que regresaré y estaré con ustedes», dijo el clérigo nacido en Italia que había sido sacerdote en la diócesis de Malakal en Sudán del Sur desde su llegada a la nación en 2005.

Agregó que el día que le dispararon, «llamó al gobierno y a la comunidad y a toda la gente de Rumbek pidiendo perdón: perdonar a los que cometieron este acto, perdón que no es solo ser ingenuo y dejar de lado los errores sino corregir errores no con violencia, sino con diálogo».

«Siento que la comunidad de Rumbek necesita mucho perdón para poder dialogar y unirse», dijo Mons. Carlassare a el 27 de abril. Días después, el miembro de los Misioneros Combonianos dijo que estaba ofreciendo su dolor por la purificación de la Diócesis de Rumbek. «Me inclino ante Dios para interceder por la Iglesia de Rumbek. Oro por la conversión de los pecadores. Ofrezco el dolor por el que estoy pasando para que el Señor, nuestro Dios, pueda purificar la iglesia de Rumbek de todos los errores; no hay lugar para la violencia, la división, (y) los deseos egoístas que vienen del diablo», dijo Mons. Carlassare el 4 de mayo.

El 5 de mayo, el papa Francisco nombró al obispo Matthew Remijio de la Diócesis de Wau de Sudán del Sur como Administrador Apostólico de Rumbek con el encargo de gobernar temporalmente la Diócesis hasta que el Obispo electo esté sano y asuma el gobierno de esa Diócesis, con suerte como tan pronto como sea posible».

El obispo electo fue dado de alta del hospital para recibir atención domiciliaria el 17 de mayo. En junio, la policía del estado de los Lagos de Sudán del Sur arrestó al segundo de los «posibles sospechosos» directamente involucrados en el tiroteo.

Crédito de la nota: ACI África

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.