Que el asesinato del padre Richard no los desanimé a ser testigos del bien

Que el asesinato del padre Richard no los desanimé a ser testigos del bien

«El asesinato del Padre Richard, víctima de una violencia injustificable y deplorable, no desanime a sus familiares, a su familia religiosa y a toda la comunidad cristiana de esa nación a ser heraldos y testigos del bien y la fraternidad, a pesar de las dificultades, imitando el ejemplo de Jesús, el Buen Pastor», con estas palabras el papa Francisco animó a los religiosos de la Orden de Clérigos Regulares Menores, a quienes saludó al final de la Audiencia General de este miércoles, 16 de febrero, en el Aula Pablo VI del Vaticano.

El asesinato del Padre Richard

Este joven religioso, padre Richard Masivi, de la República Democrática del Congo, fue asesinado tres días antes de cumplir 35 años, el pasado 2 de febrero, cuando regresaba a su parroquia tras celebrar la Misa en la Jornada de la Vida Consagrada, por unos hombres armados y aún no identificados en Vusesa, en el Norte de Kivu. Fue enterrado el sábado 5 de febrero. Poco después de su muerte, el Obispo de Butembo-Beni, Monseñor Melchisédec Sikuli Paluku, hizo pública una nota en la que comunicaba con pesar el fallecimiento del sacerdote, miembro de la Orden de Clérigos Menores Regulares y párroco de la parroquia de San Miguel Arcángel de Kaseghe. En nombre de la diócesis, expresó sus condolencias «a las familias religiosas y consanguíneas del padre Richard», así como a «los sacerdotes, personas consagradas y fieles laicos de Butembo-Beni».

Las provincias orientales de la RDC, en particular Kivu Norte y la vecina Ituri, viven desde hace décadas en un estado de inseguridad permanente debido a la presencia de diversos grupos armados. El 1 de febrero, una milicia local mató a 62 personas en un campamento de desplazados internos en Ituri.

Crédito de la nota: Vatican News.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.