Parroquia de Khartoum Bahri, Sudán, celebra Jubileo de Diamante

Parroquia de Khartoum Bahri, Sudán, celebra Jubileo de Diamante

Dedicada a la «Santísima Virgen María Mediadora de todas las Gracias», la parroquia de Jartum Bahri celebró su Jubileo de Diamante (75 años). Ciertamente, hay muy pocas parroquias con una historia tan larga, marcada por los servicios y sacrificios destacados de tantos sacerdotes, hermanas, catequistas, animadores, miembros del coro y monaguillos.

La fiesta tuvo lugar el 15 de agosto, cuando normalmente se celebra la fiesta anual de la parroquia. La misa fue presidida por Su Eminencia Gabriel Cardenal Zubeir Wako, Arzobispo Emérito de la Archidiócesis de Jartum acompañado por el Nuncio Apostólico en Sudán, el Superior Provincial, varios hermanos, sacerdotes, religiosos y una multitud de fieles, que eran más de mil, la mayoría adolescentes y adultos jóvenes.

El Cardenal inició la celebración incensando la nueva cruz de bronce que llegó desde Italia y ahora se encuentra en el recinto de la Iglesia para que todos los que entran la puedan ver y adorar. ¡Una cruz de bronce para un jubileo de diamante que llena nuestros corazones con la esperanza de un futuro dorado de la misión en Sudán!

Durante la celebración, el Cardenal invitó a los fieles a no perder de vista el papel de nuestra Madre María en la vida de la Iglesia y en sus vidas cristianas individuales. Ella ha sido fundamental para el crecimiento y la conservación de nuestra Iglesia durante estos años de aguas turbulentas.

Al finalizar la ceremonia, se entregó a todos los asistentes como recuerdo una pequeña imagen de la Santísima Virgen con el Niño Jesús. La Iglesia de Sudán tiene una larga historia que se remonta directamente a nuestro fundador, san Daniel Comboni, pero la presencia de tantos jóvenes nos recuerda la juventud de la Iglesia que siempre busca nuevas formas de afirmar su presencia en un entorno hostil. La mayoría de nuestra juventud proviene de Sudán del Sur y las montañas Nuba. Hemos rezado a la Santísima Virgen María que intercede, para que nos busque todas las gracias que necesitamos para anunciar el Evangelio a todos estos jóvenes cuyas familias a menudo se rompen y cuya vida está llena de desafíos.

Crédito de la nota: comboni.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.